¿De qué nos vamos a disfrazar?

Por Perro Viejo

Y llegó el fin de semana XL con humedad, pesado y altas temperaturas para la época del año, casi un calco de lo que sucede en el terreno político local. En ese ámbito, la semana estuvo recargada, se vivió como la previa de un superclásico. El miércoles será la gran final, pero no por una copa, sino por los destinos de la ciudad.

A esta altura todos sabrán que el tema del momento es la deuda en dólares que la gestión del intendente Aranda pretende contraer para la compra de maquinarias, objetivo en el que todos los sectores concuerdan, la diferencia surge en la modalidad del crédito y no en su finalidad.

El miércoles pasado se convocó a sesión, que no tuvo quórum, para el tratamiento de este tema y un par más que vienen bastante tapados, pero son tan importantes como el primero. Por un lado, el Presupuesto 2018, presupuesto que reduce recursos en todas las áreas salvo en el gasto político donde se crea algún que otro cargo, con nombre y apellido para la militancia partidaria y se incrementan sueldos de funcionarios. No nos olvidemos que venimos de meter por la ventana una contadora que cobra suculentos haberes porque la que estaba no se prestaba a la creatividad contable de la gestión.

El otro tema tapado es la impositiva 2018 que viene con un aumento de tasas para poder financiar los nuevos “carguitos” creados y seguir pagando sueldos como el del intendente que, a esta altura, nos sale más caro que el alcalde de New York.

Respecto a la deuda, fue tal el revuelo que se armó que los concejales oficialistas se vieron en la obligación de salir de la madriguera a tratar de explicar por qué es conveniente tomar este crédito. Explicaron que si cortamos el pasto con nuestra máquina nos sale más barato que pagar a alguien para que lo haga y cosas por el estilo. ¡Cuánta creatividad muchachos! Aunque se les complicó al explicar cómo iban a pagar la cortadora de césped.

Están tan convencidos que endeudarse en dólares no conlleva ningún riesgo que explicitaron una triple protección para hacer frente a los pagos. La primera es decir que esto se paga solo al no tener que pagar alquileres a terceros, por las dudas también afectan casi la totalidad de los recursos destinados a la Promoción de la Comunidad, Turismo y Obras Públicas (parece que no se usaban en nada) para comprar dólares y si con esto no alcanza también metemos un seguro de cambio. ¿No es medio mucho para algo que se paga solo como afirma el intendente?

De estas medidas la única concreta y efectiva es la de desfinanciar la promoción de la ciudad para comprar dólares, las otras dos son para la gilada. El problema es si los billetes verdes siguen aumentando como hasta ahora y los fondos no alcanzan. ¿De qué nos vamos a disfrazar?

Desde el oficialismo se insta a los opositores a proponer soluciones y evitar las críticas, algo que solo se permite cuando ellos son oposición.

Desde la oposición lo conocido, tratar de hacer comprender a sus pares oficialistas que no les interesa meter palos en la rueda ni hacerles fracasar la gestión, (de eso se encarga el intendente y sus secretarios) que solo les interesa que las finanzas municipales no se vean más comprometidas de lo que ya están.

Así las cosas, el miércoles es el gran choque de planetas. Todos los sectores convocan a asistir a una sesión de Concejo que promete ser memorable y donde veremos en vivo como argumentan y votan cada uno de nuestros concejales.

En una de esas la presidenta del Concejo, tan afín a trasladar las sesiones para lucirse, nos da una sorpresa y convoca a sesión en un lugar más amplio ya que por lo visto el recinto quedará chico. Al fin y al cabo, el pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes, lo que no implica hacerlo dentro de una caja de zapatos.

Buen fin de semana para todos.

Autor entrada: Master

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *