Macri, más cerca de la ruptura diplomática con Venezuela: desconoce «la legitimidad del proceso electoral»

Esta elección ilegítima es una clara reafirmación de la ruptura de la institucionalidad democrática en Venezuela», afirmó la Argentina en una nueva declaración conjunta. Por tal razón, analizará «posibles medidas políticas y económico-financieras sancionatorias del régimen autoritario de Maduro»

La elección de este domingo en Venezuela no fue una más en la región. La victoria del chavista Nicolás Maduro provocó una inmediata reacción de los países que integran el Grupo de Lima, entre ellos, claro está, la Argentina.

Los países que integran el Grupo de Lima, entre ellos la Argentina, decidieron este lunes convocar a sus embajadores en Venezuela como una medida de protesta por las elecciones del domingo, cuya legitimidad no reconocen, y que resultaron en la victoria del presidente Nicolás Maduro.

Los gobiernos de México, Canadá, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Argentina, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía acordaron «reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela», por lo que llamarán a consultas a sus respectivos embajadores en Caracas, según un comunicado del grupo.

Estos países señalaron que «no reconocen la legitimidad del proceso electoral» celebrado el domingo en Venezuela «por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente».

A esto se sumó otro documento, difundido esta tarde, pero rubricado por los Gobiernos de Argentina, Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos y México, en el que se vuelve sobre la misma idea. «Esta elección ilegítima es una clara reafirmación de la ruptura de la institucionalidad democrática en Venezuela. Ante este resultado, los Gobiernos de esta Declaración considerarán posibles medida políticas y económico-financieras sancionatorias del régimen autoritario de Maduro, procurando en ello no afectaral pueblo venezolano, que es la primera víctima de esta ruptura de la democracia venezolana», informaron.

El presidente bolivariano fue reelecto con una amplia ventaja para el período 2019-2025, pero dentro de un universo de votantes que no logró superar la mitad de los habilitados para hacerlo, lo que supone una victoria para la oposición, que fomentó la abstención.

El mandatario obtuvo 5.823.728 votos en una elección que contó con una participación de 8,6 millones de personas cuando había más de 20 millones ciudadanos que estaban llamados a las urnas.

«Hoy tuvimos otro simulacro de elección democrática en Venezuela», dijo el presidente Mauricio Macri, el domingo, mientras se conocían los resultados de los comicios.

«Claramente eso no es más una democracia; me quiero solidarizar nuevamente con nuestros hermanos venezolanos e invitarlos a que sigamos redoblando los esfuerzos para que en Venezuela se recupere la democracia y el respeto a los derechos humanos», agregó el mandatario el domingo por la noche en el Palacio San Martín al dirigirse a las delegaciones que asistieron a la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del G20 que se realiza en Buenos Aires.

 

«Y que los venezolanos puedan volver en breve a elegir libremente cómo salir de la tremenda crisis económica, sanitaria y social en que han caído, lo cual es una muestra de lo que pasa cuando se abrazan el populismo y las soluciones mágicas en vez de confiar en el camino de la cultura del trabajo y del esfuerzo personal», remarcó.

La Argentina ya había retirado a su embajador de la casa diplomática por lo que en la actualidad solo cuenta con un encargado de negocios.

Maduro fue reelegido para el periodo 2019-2025 tras obtener un 68% de los votos con una baja participación, del 48%, según cifras oficiales.

Posición del Grupo de Lima

El Grupo de Lima, creado el 8 de agosto de 2017 en la capital del Perú por países críticos del gobierno de Maduro, presentará una nueva declaración sobre la situación en Venezuela en el 48º período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los países también anunciaron que en la primera quincena de junio celebrarán una reunión de alto nivel en Perú para tratar el tema migratorio y de refugio ante el «preocupante incremento en los flujos de venezolanos que se ven obligados a abandonar su país».

El Grupo ha convocado a otra reunión de autoridades para coordinar acciones en materia de salud en Venezuela y apoyar el suministro de medicamentos.

Asimismo, los países que conforman el Grupo acordaron informar al sector bancario y financiero sobre «el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional», dominada por la oposición.

Los integrantes de este espacio coordinarán acciones para que organismos financieros no otorguen préstamos al Gobierno de Maduro sin el aval de la Asamblea Nacional, excepto si es para ayuda humanitaria.

Además, instarán a las autoridades financieras en sus países que «alerten» sobre «la corrupción en el sector público venezolano».

El Grupo de Lima fue creado en un inicio por 12 países que firmaron una declaración en Perú. A este grupo se sumaron más tarde Guyana y Santa Lucía.

Los países que conforman el Grupo de Lima decidieron hoy «reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas» con Venezuela, tras desconocer la legitimidad del proceso electoral desarrollado este domingo en ese país.

Elecciones venezolanas

Venezuela amaneció este lunes en calma aunque con la incertidumbre que dejó el resultado electoral, según el cual Maduro fue reelecto con una amplia ventaja para el período 2019-2025, pero dentro de un universo de votantes que no logró superar la mitad de los habilitados para hacerlo.

Maduro reaccionó de inmediato ante el nuevo escenario convocando a los opositores que participaron de la contienda electoral y a los abstencionistas a un gran diálogo nacional.

«A Henri Falcón, a Javier Bertucci (…) a todos los líderes de la oposición que nos reunamos, nos encontremos y hablemos de Venezuela, los invito aquí y asumo la responsabilidad de este llamado», dijo Maduro desde las afueras del palacio de Miraflores, frente a centenares de simpatizantes, reprodujo la agencia de noticias EFE.

El jefe del Estado reforzó su convocatoria esta mañana con un tuit: “Convoco a todos los candidatos presidenciales que participaron en la elección del 20 de mayo y a sus equipos políticos a una jornada de encuentro y diálogo para establecer una agenda constructiva. Estoy listo para reunirme a dialogar”.

El complicado presente político venezolano también originó reacciones de los principales países del mundo: Rusia y China salieron rápidamente a apoyar el proceso electoral bolivariano, al igual que Cuba y Bolivia, mientras que Estados Unidos y los países del denominado Grupo de Lima, del que participa la Argentina, confirmaron que no reconocerán el resultado de los comicios.

En el caso del gobierno de Vladimir Putin, el apoyo pasó del tono testimonial. La cancillería rusa emitió un comunicado en el que acusó a la Casa Blanca y a otros países centrales de llamar al boicot y sus anuncios de que no reconocerían los resultados.

«Lamentablemente tenemos que constatar que en estas elecciones, además de los dos participantes tradicionales, esto es, el pueblo venezolano, los electores, por una parte, y por otra los candidatos que presentaron sus programas… hubo un tercer participante, los gobiernos que llamaron abiertamente a boicotear las votaciones», señaló Alexander Schetinin, director del Departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores.

(iprofesional)

Autor entrada: Master

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *