El nene rescatado en edificio estaba solo porque su papá jugaba al Pokémon Go

La proeza ocurrida en Francia y que protagonizó el joven africano Mamoudou Gassama, que trepó cuatro pisos para salvar al chico de cuatro años, se dio por un polémico descuido de su padre que se conoció este martes.

Mamoudou Gassama (22) se recibió de héroe en París luego de trepar por un edificio y salvar a un nene que colgaba de un balcón del cuarto piso. La gesta del “Spiderman de Mali” (como llamaron a Gassama por su origen africano), conmovió al presidente Emmanuel Macron, que le abrió las puertas para que legalizara su situación de inmigrante en Francia. Sin embargo, esta historia de coraje y solidaridad tiene otro costado, menos luminoso: el padre del nene salvado llegó a la situación de riesgo porque su papá lo descuidó por estar jugando al Pokémon Go.

Según la fiscal de París, François Molins, el hombre estaba entretenido con esa aplicación y por eso tardó más de lo debido en volver a su casa tras hacer las compras. Ese juego, una sensación en 2016, fue foco de diversas polémicas por los peligros que podría acarrear a jugadores demasiado obsesivos que por prestarle atención podrían sufrir accidentes en la vía pública.
El juego, que utiliza la tecnología conocida como realidad aumentada, requiere mirar a través de la cámara del celular para encontrar, superpuestos a la realidad mostrada por la cámara, monstruos que hay que “cazar”.

En una entrevista para cadena BFMTV, Molins detalló que sobre el padre, de 37 años, recaía toda la responsabilidad sobre el menor, ya que su madre está de viaje en la isla de Reunión junto a parte de la familia. El domingo, el hombre fue detenido por incumplir sus funciones como padre (delito que puede ser castigado con hasta dos años de cárcel) y en septiembre deberá comparecer ante un tribunal. Hasta entonces, permanecerá en libertad condicional.

El nene fue entregado en un primer momento a los servicios sociales para que se recuperara de la experiencia traumática. El padre fue interrogado por la Fiscalía el domingo y allí mostró estar muy arrepentido por todo lo sucedido. Finalmente, le devolvieron la custodia. “Está devastado porque se da cuenta de lo que hizo y de las trágicas consecuencias que podría haber causado”, cerró Molins.

Autor entrada: Master

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *