ATER regulariza construcciones residenciales que tributan como baldíos

El operativo, que se aplica exitosamente en Concordia, Crespo y Villaguay, se puso en marcha en la capital entrerriana, donde se detectaron unas 3.200 propiedades que figuran como terreno baldío en el catastro provincial.

El número surge a partir del programa M2 implementado por la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER), al realizar el cruzamiento de sus bases de datos catastrales con municipios entrerrianos. El operativo, que se aplica exitosamente en Concordia, Crespo y Villaguay, se puso en marcha en la capital entrerriana, donde se detectaron unas 3.200 propiedades que figuran como terreno baldío en el catastro provincial.

En Paraná, y siempre en el marco del programa “M2” de detección de mejoras constructivas no declaradas que lleva adelante la ATER, se dio a conocer un anticipo de los resultados obtenidos tras los cruces de datos catastrales efectuados a partir de las mejoras declaradas ante la Municipalidad.

Con esa aplicación la provincia incorporaría unos 15 millones de pesos en el Impuesto Inmobiliario Urbano, por las notorias diferencias de lo declarado ante el Estado provincial.

En su mayoría las propiedades detectadas se ubican en zonas residenciales de la ciudad, cuyos propietarios no se avinieron a declararlas voluntariamente en el llamado realizado por la ATER durante 2017.

El titular de ATER, Sergio Granetto, mostró satisfacción por el resultado y subrayó que “esto es más equidad, porque se trata no de cobrarle más a quien ya paga, sino de que tribute quien tiene que hacerlo y no lo estaba haciendo, lo que normalmente se conoce como ampliar la base tributaria”. Agregó que “esto es muy importante porque con estos recursos se hace posible financiar la exención total del mismo Impuesto Inmobiliario a 2.300 jubilados y pensionados en la ciudad de Paraná que ya no pagan el impuesto desde este año, y asimismo es más coparticipación al municipio”.

Las primeras 3.200 partidas incorporadas corresponden a más de 570.000 metros cuadrados de costosas construcciones situadas en la ciudad de Paraná, muchas de ellas que venían siendo declaradas como terrenos baldíos a la provincia y por lo tanto tributando menos de lo fijado en la ley. A través de este programa, se inicia una serie de cruces que se realizarán en la ciudad capital fruto del convenio celebrado en 2017 y que luego de varios meses de trabajo técnico, se traducen en ingresos genuinos.

En otro orden, el director de Catastro de ATER, Carlos Duhalde, subrayó que “el resultado de estos cruces se da luego de instancias abiertas para la declaración voluntaria de las mejoras durante 2017, donde se fijó un periodo de tiempo para declarar las diferencias sin aplicar multas e intereses”

Elonce

Autor entrada: Master

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *