UN DÍA DE CAOS

By – Viejo Perro

El día amanecía nublado, frío y con una llovizna persistente. Cuando el despertador comenzó a sonar, Lénico ya hacía un par de horas que estaba despierto, casi no había podido dormir en toda la noche. El día anterior había sido un caos, hasta tuvo que suspender una reunión de Caja que su representante había convocado. Era lógico, no tenía nada para decir.Luego de un desayuno rápido partió contrariado hacia su oficina, debía reunirse con sus secretarios y definir la estrategia para desaparecer por algunas horas y no tener que dar explicaciones a los medios que lo requerían con insistencia.

Leer más Sobre UN DÍA DE CAOS

Compartir